2011-06-14 ESTAMBUL. TOMA DE CONTACTO

Hoy hemos dormido en Estambul. Cosa que no puede decir cualquiera. Incluso algunos que han estado en Estambul y que han pasado alguna noche en Estambul.

El desayuno del hotel mejor que el de Goreme salvo por un pequeño gran detalle: no hacen huevos fritos. Ni huevos revueltos. Ni siquiera una triste tortilla. Del resto mejor y más variedad. No todo bueno, ni siquiera comestible, pero con suficiente (salvo lo ya apuntado) oferta como para no fenecer de inanición.

Hoy, como el Chelis (léase Chélis, haciendo hincapié en la Ché) no ha llevado el GPS y el Josin (léase Jósin, haciendo hincapié en la Jó) no se ha chupado el dedo índice para exponerlo a los cuatro vientos, por pimera (y esperemos que no última) vez no nos hemos perdido ni una sola vez. Un tostón. Menos mal que ha habido cierta polémica sobre la orientación que el avión trajo ayer a la hora de aterrizar y que según el Chelis era tal que tuvimos que aterrizar en el pasillo que une la zona de recogida de maletas con los retretes del primer piso de la zona de llegadas nacionales. De todas formas no ha llegado la sangre al río. Aunque si hubiera sido como dice el Chélis, sí que habría habido ríos de sangre y destrozos varios que hubieran sido portada de la prensa internacional.

Pero a lo interesante: primero hemos ido a la torre Gálata, desde donde se ve todo el Estambul que se ve, que es bastante.

A la vuelta, tras tomar un zumo de naranja recién exprimido en plena calle, nos hemos dirigido al mercado, aquí llamado bazar, egipcio o de las especias, con escala intermedia en un pequeño, pero muy cuidado, limpio y ordenado mercado de pescado junto al comienzo del puente Gálata, en el lado de la torre, donde tienen muchos tipos de peces perfectamente identificables.

Hemos llegado (al bazar) justo cuando empezaba a llover, así que hemos tenido suertecilla.

Me ha parecido un poco demasiado “Corte Inglés”, o sea todo demasiado cuidado y organizado y ordenado. Pero bien e interesante.

Todo pichurri habla español y euskera.

Tras pasar por todos los puestos escuchando las mismas chorradas y tras esperar (¿desesperar?) que algunas comprasen alguna chorrada, se nos ha hecho la hora de la oración, de forma que a la siguiente visita a la mezquita de Rumsten Pasha, hemos llegado casi justo a esa hora, momento en que la cierran para que no den los turistas la vara a los orantes, de forma que hemos tenido que hacer la visita con cierto apuro temporal, aunque al final nos ha dado todo el tiempo necesario y suficiente para admirar la belleza, gracia y lozanía de las decoraciones, dibujos, filigranas y escrituras árabes, así como la rica decoración azulejera.

Aprovechando la carrerilla cogida, hemos ido a ver otra mezquita, mucho mayor y con gran riqueza, también, decorativa, la mezquita de Yeni, junto al bazar egipcio.

Luego a comer en uno de los restaurantes de los bajos del puente Gálata.

La comida (ligerita donde la haya) ha consistido en los siguiente:

Como aperitivo unas especie de gildas de boquerón, unas rabas y unos chicharritos fritos (un poco sositos). De plato principal un par de brecas de 2 y 2,2 Kg respectivamente, que nos han enseñado (la carta, además de la tradicional, es un carrito con todos los pescados y un peso donde te pesan tu elección), pesado y puesto a la plancha, muy ricas, aunque algunos sibaritas han opinado que estaban un bici secas, Hay que decir que estos tiquismiquis, luego son capaces de comer unas acelgas y no padecer de arcadas ni nada parecido. Y lo que es peor; decir que son y/o están muy buenas. Cosas veredes, amigo Sancho. En fin, de postre unos dulces (invitación de la casa, que buen estacazo nos ha dado).

Tras ello, un crucerillo por el Bósforo, hasta el segundo puente, desde donde ¿se ve? El mar Negro y vuelta. Muy agradable y bonito, y con un tiempo magnífico.

Después visita a otra mezquita, muy grande y recién restaurada por dentro y en obras por el entorno, la de Suleimán.

Paseo hasta el puente Gálata a través de un barrio un tanto asín, puesta de sol desde puente Gálata, descanso y ligerísima cena en una elevada terraza con vistas al Bósforo y al hotel que es tarde y ya no están en edad.

Esta entrada fue publicada en MIS VIAJES. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a 2011-06-14 ESTAMBUL. TOMA DE CONTACTO

  1. Eva dijo:

    joee..menudas aventuras…que bien lo pasais!!

    Me gusta

  2. Itxaso dijo:

    Gracias por la información detallada del día…Se ve que lo pasais bien pese a lo desobedientes que tienes a los chicos! Me estais dando mucha envidia!!!

    Me gusta

  3. Asun Odiaga dijo:

    No nos toca muchas fotos este dia ¿no’. Con lo bonitas que te salen.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.