2011-09-08 TOSCANA

Hoy amanece un día tan caluroso o más que ayer.

El desayuno buffet del Hotel Mosaico es más bien modestito. Casi nada de fruta (nada comestible), un par de zumos flojos, cereales de los malos, yogures normales, un poco de fiambre (poco), huevo duro y algún bizocho, amén de pan, café y chorradas de esas.

Visitamos lo que nos queda (importante) de Ravenna.

Primero vamos andando porque está cerca del hotel al mausoleo de Teodorico, cosntrucción no muy espectacular ni especialmennte bonita, pero de un interés constructivo indudable por la tlla dlas piedras de sillería, los encajes entre ellas y por encima de todo (y nunca mejor dicho) una cúpula, a modo de txapela, de roca, de 11 metros de diámetro y de un espesor como asín y onstruída de una sola pieza. Se admiten teorías de cómo la trasladaron hasta el lugar (proviene de no sé dónde carajo, pero lejos) y sobre todo, cómo la colocaron encima del la construcción.

Barajamos diversas teorías, a cual más disparatada, pero sin duda, la realidad será mucho más disparatada.

Luego cogemos el coche y vamos hacia el centro para ver algunas maravillas, básicamente mosaicos bizantinos, en l btisterio de los arrianos, la capilla arzobispal, y basílica  nueva de San Apolinar, o basílica del nuevo San Apolinar, que no se traducir con certeza.

Unos más y otros mucho más, todos ellos impactantes por su conservación (¿retauraciones?), sus brillantes coloridos y su belleza general.

Después de arriesgar hasta el límite el sobrepasamiento de tiempo en la OTA, nos dirigimos a la última visita en la zona, la basílica de San Apolinar en Classe, otra maravilla del mismo pelo.

Comida a base de jamón traído para estos eventos, en un bar donde nos dejan hacerlo consumiendo sus bebidas, junto a la basílica y viaje a Florencia.

Aunque todo el camino es autopista, la parte de Bolonia hasta casi Florencia por la autostrada di sole, viejísima ya, es un suplicio por el trazado, la estrechez y el densísimo tráfico de camiones.

Llegamos al apartamento a pesar del GPS y tras tomar posesión y comprar los elementos básicos de supervivencia , vamos a cenar cerca a La Trattoria del Sordo. Sitio típico no muy caro y de calidad adecuada. Pasta (espaguettis con mojojones y almjas) y carne (bistec a la florentina).

Sigue el calor.

Esta entrada fue publicada en MIS VIAJES. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a 2011-09-08 TOSCANA

  1. David y Eva dijo:

    pues hombre..siendo redonda la cupula..es facil pensar en como la pudieron llevar de una sola pieza…ya si fuese cadrada…

    Me gusta

    • JESUS M. dijo:

      Ya, una cúpula redonda de 200 toneladas es mucho más fácil de levantar que una cuadrada del mismo peso porque se levanta rodando. Ya se nota que hay un ingeniero de la construcción por ahí.

      Me gusta

  2. Ismael dijo:

    Siendo como dices con forma de txapela, está muy claro como fue su transporte…

    -“ahibalaostia Patxi…¿nos llevamos ese pedrolo para Italia?”.

    Me gusta

  3. Elena dijo:

    Transporte acuático tal vez?
    Por aquí también muuucho calor. Qué bien se estaba en verano,….

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.