2011-09-12 TOSCANA

Sigue el calor. Un pelín menos que estos días, pero sigue cascando con ganas.

Hoy nos toca, como despedida de esta zona, Siena y Sangimignano, ya que Volterra, que también tocaba, se queda para otro día por falta de tiempo.

Una pena. Como es una pena que ahora que empezaba a entender las instrucciones de mis copilotos (copiloto principal, Jose Manuel, con GPS pirateado y anticuado, instrucciones en clave para engañar al enemigo del tipo, “sube” (hacia abajo), “baja” (hacia arriba) o viceversa de lo contrario, “por ahí”, es decir para la derecha o para la izquierda o sigue recto según los casos, o “la Fefa no encuentra el satélite”, frase más repetida desde el inicio de cualquier etapa hasta prácticamente la llegada, y otras similares, que una vez cogido el tranquillo, se tornan claras y meridianas instrucciones para llegar a ninguna parte; o copilota segunda, Pili (sí esa, la que se puede perder (y de hecho se pierde en un pueblo de una casa y una fuente, co mo es Caín, o en una tienda de chuches) que dispone de un mapa ue perteneció a Américo Vespucio; y copilota tercera, o segunda bis, Mari Luz, que tiene un mapa más reciente (de Juna Sebastián Elcano) y que reconoce que no entiende el mapa y dispone además de una guía en no sé qué idioma que tampoco entiende, pero que traduce con soltura. Todo ello reunido da lugar a entretenidísimas disputas sobre el color de las carreteras y las supuestas distancias desde el arcén derecho de la carretera comarcal al eje imaginario de la autopista que quizás se construya algún día y que suelen terminar cuando el la Fefa, nombre que al parecer tiene el citado GPS, decide despertarse y encontrar un satélite).

Pero, en fin, a pesar de todo eso, visitamos Siena, cuya catedral es una pasada de todas las pasadas ya que tanto por fuera como por dentro es de una belleza y una riqueza excepcionales.

Cripta y batisterio, comida en una trattoria de buena pinta y barata,

el museo y la  famosa plaza y el oratorio de San ya no me acuerdo.

Traslado a Sangimignano que para mí como pueblo es el más bonito que hemos visto, aunque no hemos entrado en ningún museo o iglesia.

Vuelta a Florencia donde a la llegada, entre los anteriormente citados consiguen meterme (uno no espabila) por las calles más estrechas y llenas de motos y bicis aparcadas a ambos lados (y algún coche para terminar de jorobar y de noche), hasta que decido hacer caso omiso y alcanzamos un parking económico (5 €/hora) cerca de la Piazza Novella, para cenar en Trattoria Marione, una de las recomendadas por Lorenzo. Muy bien (un poco estrecho) y buen precio.

En esta como en todas las demás, el vino tinto está a temperatura ambiente (unos 37º C) y en esta, como en algunas otras, no tienen hielo.

A casita y a hacer la maleta para mañana.

Esta entrada fue publicada en MIS VIAJES. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a 2011-09-12 TOSCANA

  1. Elena dijo:

    Pues buen viaje de vuelta.

    Me gusta

  2. Inés dijo:

    Vaya copilotos más divertidos tienes!!!! buen viaje!!!
    Besos!

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.