2011-12-04 MADRID

Último día en Madrid.

Tras recoger los pocos bártulos y dejar el birriosillo apartamento como los chorros del oro, nos dirijimos, esta vez en coche, a desayunar al Starbucks de ayer que no nos pareció mal, aunque, curiosamente tratándose de un cafetero que da más cosas, el café era lo más flojo de lo que tomamos.

Tras opíparo (bueno,no tanto) desayuno, nos dirijimos derechamente a CaixaForum, donde se encuentra la exposición (motivo, uno más, de la excursión a la capital del reino) de Delacroix.

Muy buena exposición, con magníficos cuadros del pintor francés y numerosos dibujos, bocetos, estudios, etc., que permiten una visión bastante completa de la evolución artística (y como siempre, algo también la personal) del pintor.

Como llegamos a primera hora, pudimos verla con cierta tranquilidad, aunque al final ya estaba bastante lleno de gente el recinto.

Espléndido día meteorológicamente hablando y decisión (no fácil) de qué hacer. Finalmente y tras democrática votación que gana el Txelis gracias a la disperión de votos (creo que el resultado es 1 voto a favor de Lerma, tres abstenciones y un voto dudoso), se decide ir a comer a Lerma a donde llegamos tras breve visita a Boceguillas, capricho con el que Marije ha estado dando la vara durante todo el fin de semana.

Dada la hora, entramos en el primero que apareció según llegamos al pueblo. Un típico asador de cuyo nombre no puedo acordarme.

Follón para decidir el menú motivado por el exceso de amabilidad del personal (¡qué complicado es ponerse de acuerdo cuando cada uno dice (y además se le nota) no lo que quiere sino lo que cree que quieren los demás!) y porque había algunas cosas que necesariamente debían ser para dos personas (menú especial o lechazo).

Finalmente comimos. Algunos lo que querían, otros lo que creían que querían los que comieron lo que sí querían. Unas habas, riñones, lechazo (también llamado cordero) y alguna otra cosilla, decente, pero sin más.

Café en el Parador de Lerma y rápida vuelata por los alrededores del Parador y rápidamente al coche, que hacía un frío bastante castellano.

Viaje de vuelta bien y sin ningún contratiempo. A las 7:45 todos en sus respectivas casas.

Fin.

Ahora unas ilustraciones:

Los Jerónimos:

Del segundo día en Madrid, con comida en La Taberna del Alabardero (con mapa, brújula y GPS), atardecer y Madrid navideño:
Último día, alrededor del Prado, desayuno y Lerma:

Esta entrada fue publicada en MIS VIAJES. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a 2011-12-04 MADRID

  1. Ana dijo:

    buena pinta el fin de semana y el lechazo!

    Me gusta

  2. David y Eva dijo:

    Si, no os lo montais nada mal!!! por cierto…vale que estemos en crisis…pero creo que se sigue llamando el Prado 😉

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.