2012-05-26 VIAJE ROMÁNICO

Tras el merecido descanso y desayunar en el hotel (El Jaqués) salimos (no sin antes dar varias vueltas por el interior de Jaca siguiendo al coche número 2 posiblemente dirigido, que no conducido) por Pili y tras varios cambios de criterio de Santi sobre el correcto camino, salimos hacia Ainsa por el camino más largo y con más curvas posible que eS el que no va por Cotefablo.

A pesar de todo llegamos a Ainsa con tiempo suficiente para tomar un cafecillo, visitar la iglesia, subir a la torre (sólo los más avezados, o sea Santi y yo y hasta medio camino Pili), comprar gafas Alberto por pérdida de las anteriores y algún complemento para un posible condumio campestre.

Puesta en marcha de nuevo hacia nuestro destino, Taüll, para encontrarnos con una clara muestra del nivel de descerebramiento de las autoridades que habían consentido una especie de carrera ciclista de gente de toda edad por estrechas y escasísimas de visibilidad carreteras, interminable, y de forma totalmente descontrolada.

Más de 2.000 insensatos en una chorreo de ciclistas, amén de motos, coches, ambulancias, que andaban como Pedro por su casa y que tuvimos en dirección contraria durante unos 50 km y 2 horas. Un auténtico suplicio que afortunadamente se solventó sin ningún incidente ni accidente.

Finalmente llegamos, ya cerca de nuestro destino, a un lugar donde junto al río pudimos dar buena cuenta de los restos de la comida de ayer y de lo complementado hoy.

Llegada al hotel El Rantiner, café en un bar próximo y a ver iglesias románicas, primero la de Santa María, en el interior del pueblo, luego la de Sant Climent, muy bonita por el exterior y en un lugar aislado, cerca del hotel, que permite su contemplación sin interferencias.

Los interiores, se han decorado con reproducciones de los frescos originales, hoy en el museo de Barcelona, pero me han parecido un poco destartalados.

Luego vamos a ver otras iglesias y ermitas, en Durro, una ermita (San Quirce) en la punta del monte, lugar de gran belleza por sus vistas, pero cuyo acceso es una carretera de unos 3 km con  una anchura que escasamente permite el paso de un coche, muy interesante cuando se precisa el cruce con otro que va en dirección contraria.

Ya en el propio pueblo la de Santa María de la Natividad y posteriormente la de Erill-la.Vall, dedicada a Santa Eulalia y que a pesar de estar en ERE el cuidador había abierto para enseñarla a algunos amiguetes y cuando ya cerraba nos dejó verla unos minutillos y sacar la foto del conjunto tallado en madera, también reproducción del original, hoy en el museo.

Cervecita n un peculiar bar, bueno, peculiares los que o atendían, y a buscar dónde cenar en el Taüll, que no fue fácil, aunque al final resultó bien.

Al final de la cena “bronca” por una cierta cerrazón en cuanto a la hora límite (salvo casos de fuerza mayor, según el interfecto) de salida para el día del regreso por parte de Santi y retirada a descansar.

Esta entrada fue publicada en MIS VIAJES. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a 2012-05-26 VIAJE ROMÁNICO

  1. Eva dijo:

    Como os cuidais…que envidia de comida…tiene muy buena pinta…seguro que tenia su choricito…su jamoncito…que buenooo… Las iglesias preciosas.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.