2012-06-09 COMIDA FAMILIAR DE CUMPLE

Con motivo del evento correspondiente nos reunimos la parte familiar presente y capaz (faltaron Eva y David por razones geográficas y Pablo por razones médicas) en el afamado restaurante Jolastoky (por cierto, no sé desde cuándo lo de la “y” final).

Aparte de que lo pasamos muy bien y que después de comer, aprovechamos la terraza con carpa que tiene en el exterior para pasar casi toda la tarde, desde un punto de vista puramente gastronómico hay que decir alguna cosa positiva y alguna otra no tanto:

Lo más positivo es que pedimos agua de grifo y no pusieron la más mínima dificultado problema y las jarras de agua corrieron sin freno.

Tampoco pusieron ningún problema a sustituir algún plato de la carta por otro parecido. Yo iba con ganas de comer kokotxas, que siempre eran una delicia y que no estaban en la carta, aunque sí estaba lomos de merluza con kokotxas y almejas. Un comentario a la chefesa (o como se llame) y ningún problema para poner sólo kokotxas.

Para los críos tienen arroz blanco con tomate, pasta, croquetas (enanitas, eso sí y a 1 € la pieza), escalope y no sé si más cosas. Vamos que lo resuelven con soltura.

De la calidad de la comida solo puedo hablar de la que yo pedí y que fue un tartar de atún de primero, que estaba muy bueno, y las ya citadas kokotxas que no estando malas, no estaban excelentes como solían.

El vino de la casa (Sierra Cantabria Crianza a 18 € la botella) me pareció bastante peor del que solían tener, que no recuerdo si era un Bordón o algo parecido.

El cubierto a 3 € por barba (a los niños no los contaron) incluye el pan y un pocito de mantequilla y otro de una salsa tártara o parecida y un par de trocitos de chistorra (me pareció bastante mala) con su correspondiente trocito de talo. No nos dieron a elegir el tipo de pan, como creo que hacen siempre y como hicieron después en la reposición.

En otras mesas había la clásica botellita de aceite de oliva, que en la nuestra brilló por su ausencia.

Algunas pidieron “foie mechado”, y conociendo el percal supuse dos cosas:

1. Que las que pedían eso esperaban un foie fresco a la plancha.

2. Que siendo mechado, sería un micuit.

Preguntada la chefesa (a la sazón la nuera de Begoñita, que noapareció) sobre si era fresco aseguró que sí. Una vez servido le hice ver que eso no era fresco, a lo que respondió que “sí es fresco, o sea micuit“. Le dije que fresco yo (y supongo que las que lo habían pedido) por fresco, se entiende que es crudo y cocinado en el momento, a lo que se ofreció a cambiarlo, aunque no se hizo.

Finalmente, en los postres, se pidieron, entre otras cosas, dos de tostadas. Una de ellas estaba agria. Bien es verdad que la interesada, probando, probando, se la había comido casi entera para cuando finalmente decidió (tras la prueba y el consejo de otra hermana que había pedido lo mismo y estaba bien) no terminarla y advertir al personal de la situación.

No le sacaron otra y la cobraron. ¡Poca categoría!

En resumen: lamentablemente, me parece que esto no es lo que fue, que dejó de serlo y que se recuperó casi totalmente. Hoy está en horas bajas, especialmente para la trayectoria y el precio.

Esta entrada fue publicada en GASTRONOMÍA. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a 2012-06-09 COMIDA FAMILIAR DE CUMPLE

  1. Eva dijo:

    Pues una pena…sobre todo el habernoslo perdido 😉

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.