2012-08-17 OVIEDO Y REGRESO

Último día. El desayuno del NH no está mal, pero la fruta es penosa. Sólo el melón es parcialmente comestible. El resto, sandía, kiwi, piña…, entre incomestible y francamente asqueroso.

Aquí no hay probema con los horarios de salida, así que dejamos los bártulos en el hotel y vamos a dar un voltio por la ciudad, que está muy bonita y bien cuidada.

 

Visitamos la catedral,

 paseo por la zona peatonal,

La Bella Lola

vamos hasta el Hotel Reconquista (que no nos dejan entrar) vemos algunos “protestantes” y recogemos las cosas para ir a ver los monumentos prerrománicos que hay en Oviedo y su proximidad.

San Julián de los Prados, y Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo.

La primera, en pleno casco de Oviedo es magnífica y no la conocía.

Las otras, en las afueras, pero muy cerca, también son de gran belleza e interés pero ya las conocía, aunque hacía muchos años que las había visto.

Todas ellas son hoy visitas guiadas.

Subida al Naranco (en coche) hasta el Cristo que ¿imita al de Río?

Con esto nos da la hora de comer y sugiero que vayamos a “La Máquina” de Lugones, vieja conocida de mis tiempos de currante, donde se come una fabada más que notable y el mejor arroz con leche del mundo mundial.

Y no ha perdido calidad en lo del arroz (5,50 €) aunque la fabada (16 €), estando muy buena, no es para salir dando brincos.

En la carta no hay mucho más, así que si no es para comer eso no merece la pena ir. Como digo, sobre todo, el arroz con leche. Soberbio.

Tras esto salimos en dirección a Santander previa parada en Valdedios, cerca de Villaviciosa para visitar San Salvador de Valdedios (“El Conventín”), cerrado a visitas hasta hace no mucho tiempo por obras de restauración, aunque dada la hora y teniendo en cuenta que tenemos que llegar al concierto a las 21:00 en Santander no podemos ver más que la iglesia prerrománica y no podemos ver el monasterio ya que también son visitas guiadas con un horario marcado cada media hora se visita alternativamente uno y otra.

Realmente la visita guiada es un bodrio y se alarga más de lo debido de forma que tenemos que salir zumbando y empieza a cundir el pánico, sobre todo cuando nos damos cuenta de que no conocemos las coordenadas del Palacio de Festivales.

Finalmente todo se soluciona y llegamos justo a tiempo de escuchar un Mozart de 10 con Sir Colin Davis dirigiendo la English Chamber Orchestra.

Viaje a casa sin problemas.

Fin.

Esta entrada fue publicada en MIS VIAJES. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a 2012-08-17 OVIEDO Y REGRESO

  1. Eva dijo:

    Como os cuidais….

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.