2012-10-06 RUTA “RIO PERDIDO”

Comenzamos el día (tras desmontar las tiendas y desayunar)

embarcando en dos lanchas rápidas para dirigirnos hasta Seronga donde desembarcamos, tomamos un camión y por carretera nos dirigimos hasta un punto donde nos esperan los mokoros, embarcación típica que consiste (consistía, hoy se hacen de fibra para evitar la deforestación, que bastante hacen los elefantes) en un tronco vaciado en cuyo interior se alojan los pasajeros (dos) y el mokorero, de pié en la parte trasera, dirige y moviliza la embarcación por medio de una pértiga.

El recorrido por el canal en la lancha rápida es espectacular. Enorme cantidad de aves acuáticas en la primera parte del recorrido y paradas para ver aves, cocodrilos y parada estratégica, con show incluído, en un punto donde un águila pescadora espera el paso de las lanchas.

Las riberas son frondosísimos bosques, si se pueden llamar así, de papiros.

Los timoneles llevan preparados trozos de pescado que atados a un trozo de caña lanzan al río e inmediatamente el águila nos hace una exhibición de su técnica pescadora.

El camión es incómodo, como corresponde, pero el recorrido no es largo hasta llegar a la “estación” de mokoros.

El nuevo recorrido por el delta, esta vez en mokoro es aún más espectacular.

Aguas someras, papiros, nenúfares y otras palantas acuáticas, mientras los mokoros se deslizan silenciosamente.

Aquí y allá grupos de elefantes se solazan en las zonas más o menos pantanosas y los pelícanos y otras aves acuáticas nos distraen con sus acrobacias.

Una delicia de paseo hasta llegar a la isla donde establecemos el campamento, que por esas cosas de la vida hoy está ya preparado y las tiendas montadas.

Por la tarde salida en mokoro (una lástima lo incómodo que resulta al de un cierto tiempo) para ver hipopótamos y la puesta del sol desde la laguna.

El espectáculo es relamente inolvidable.

Por la noche, tras la cena, gansada de los mokoreros con canciones y bailes típicos, correspondidos por el grupo con alguna que otra canción popular como “El Alcalde de Otxandiano” y otras.

Por la noche terminantemente prohibido salir al wc (consistente en un agujero de 30 cm X 30 cm y con una profundidad de 1 m (aprox.) tras unos arbustos a unos 20 ó 30 m tras las tiendas y con un rollo de papel higiénico colgado de una rama bien visible que indica con su presencia que el servicio está libre o por el contrario, su ausencia, que está ocupado.

Esta entrada fue publicada en MIS VIAJES, RUTA RÍO PERDIDO. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a 2012-10-06 RUTA “RIO PERDIDO”

  1. Eva dijo:

    Que bonito!! menuda envidiaaa….

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.