2012-11-30 “EL FESTÍN DE BABETTE”

Película galardonada en su día (hace 25 años, nada más) con varios premios, como el Oscar a la mejor película de habla no inglesa, el BAFTA en igual categoría (¿qué coño es el BAFTA?) y otros galardones de menor cuantía en los festivales de Cannes y Donosti y que se ha restaurado, digitalizado y reprogramado en estos días con una cierta parafernalia de marketing como de película de culto y no sé cuántas cosas más.

El hecho es que la película no deja de ser un pequeño rollete en sus 2/3 iniciales y en su 1/8 final, quedando en medio de esos tramos una preparación y degustación de una cena francesa de primerísima categoría, tanto desde el punto de vista gastronómico como cinematográfico.

El tema viene a ser que una “chef” (Babette) de primera categoría de un restaurante parisino, aterriza por razones un tanto churriguerescas en un desolado pueblecito de Noruega (Dinamarca dice la reseña oficial, pero tanto el libro como la propia reseña oficial citan el pueblo de Berlevaag que está en Noruega) y queda al servicio de dos hermanas, hijas a su vez de un pastor de una secta cristiana, quienes una vez fallecido el pastor, continúan dirigiendo la congregación formada por los más 10 habitantes más viejos del pueblo.

A la tal Babette alguien le envía desde parís un billete de lotería que resulta agraciado con 10.000 francos que Babette decide invertir en preparar una cena como las que preparaba en su propio restaurante parisino para celebrar el aniversario del nacimiento del fallecido pastor. Para ello hace un viaje a París a seleccionar todos y cada uno de los ingredientes que necesitará para la cena y que le son enviados desde allí.

La cena es una delicia (eso parece al menos) y resulta la parte más entretenida y cinematográfica de la película y, ya puestos, digamos que consiste en:

Sopa de tortuga.

Blinis Demidoff.

Codornices en sarcófago.

Baba al ron.

Entre medias una magnífica ensalada y frutas. todo ello regado con vino amontillado, champán (Viuda de Clicquot 1860), vino tinto y para terminar, con el café una copita de marc de champán.

En definitiva que sales del cine con un hambre de lobo.

Esta entrada fue publicada en DE CINE. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a 2012-11-30 “EL FESTÍN DE BABETTE”

  1. Eva dijo:

    Los Bafta son los “oscars” ingleses, o algo asi. Me ha dado hambre sólo de leer lo que has puesto, asi que mejor no veo la peli.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.