2013-05-04 (3) MADRID. PAUL KLEE Y POMPEYA.

Tras el refrigerio de mediodía volvemos a la Juan March para “degustar” la exposición sobre Paul Klee (1879-1940) en su época de maestro de la Bauhaus, y que abarcó un periodo de 10 años, desde 1921 a 1931, primero en la Bauhaus de Weimar y luego en Dessau.

Es una exposición relativamente pequeña en extensión aunque tiene un gran número de elementos expuestos, entre pinturas, acuarelas y dibujos (137 obras en total) y numerosos documentos originales y manuscritos con los apuntes realizados para la preparación de las clases.

Se trata, sin duda, de una exposición de enorme interés para expertos y más si además son conocedores de alemán, pero para un ignorante en los dos temas, o sea en las artes plásticas y en el idioma alemán, la exposición resulta muy agradable de ver y siempre queda la esperanza de que algo vaya quedando en algún rinconcito de la mente y uno se vaya desasnando poco a poco, aunque ni lo note.

La exposición se estructura en diversas secciones, NATURALEZA, RITMO, COLOR, MOVIMIENTO, CONSTRUCCIÓN y una segunda parte que corresponde a EL LEGADO PEDAGÓGICO que es donde se encuentran los manuscritos, croquis, etc.

Como siempre, recomiendo, a quien le pueda interesar, visitar la web de la exposición.

Unos pocos ejemplos,

con-el-arco-iris-1917 CON EL ARCO IRIS (1917)

(Colección particular, en depósito en Zentrum Paul Klee, Berna)

con-el-solponiente1919

CON EL SOL PONIENTE (1919)

(Colección particular, en depósito en Zentrum Paul Klee, Berna)

flor-tropical-1920

FLOR TROPICAL (1920)

(Zentrum Paul Klee, Berna)

el-viento-de-la-rosa-1922

VIENTO DE LA ROSA (1922)

(Zentrum Paul Klee, Berna)

separacion-vespertina1922

SEPARACIÓN VESPERTINA (1922)

(Colección privada)

teoría-de-la-configuración-pictórica-1-2-orden-primordial

TEORÍA DE LA CONFIGURACIÓN PICTÓRICA 1.2 ORDEN PRIMORDIAL

 Y tras tan interesante exposición y como aún nos quedaba un rato para la hora de la cena, dirigimos nuestros ya un poco cansados pies (en metro, eso sí) hasta la fundación (hoy iba de fundaciones) Canal, donde llegaba a su fin la exposición POMPEYA, CATÁSTROFE BAJO EL VESUBIO, para la que ya teníamos entradas (internet, qué maravilla) por lo que no tenemos que hacer cola.

La exposición (y el local que se ve que es un antiguo depósito de agua, o sea una cisterna, con sus columnas y arcos de ladrillo, realmente bonito) merece mucho la pena, porque presenta numerosos objetos rescatados de las ruinas y bajo las cenizas de Pompeya de gran interés artístico, así como todo tipo de objetos de uso doméstico e incluso restos humanos y animales. Al mismo tiempo se presentan una serie de audiovisuales que explican la situación vivida en el año 79 d.C. a causa de la brutal erupción del Vesubio y el importantísimo papel que el rey Carlos III desempeñó en las labores arqueológicas que se realizaron bajo su mandato y que además de descubrir el yacimiento más importantes y mejor conservado de esa época, tuvo la visión (estamos hablando del siglo XVIII) de documentar perfectamente todos los trabajos y sobre todo, no permitió que ninguna de las piezas que se iban encontrado fuera sacada de su lugar de origen, adelantándose en muchos años a los actuales conceptos de la arqueología más académica.

Como contrapunto decir que había muchísima gente y muchísima chavalería.

Pero mereció la pena.

De aquí al hotel a descansar un rato y a cenar a La Taberna del Alabardero, como viene siendo tradicional, pero por poco tiempo. Carta corta y precios muy altos. Calidad bien.

Un plato de alcachofas con mollejas (muy bueno) a compartir, un arroz escabechado de mejillón con chipirones a la plancha (a mí los escabechados…) y un solomillo de toro, bueno sin más y con triste guarnición, de postre una torrija (para mí estaba un poco rancia o agria) y un helado de café, media botella de vino crianza Marqués de Cáceres y una de agua, no llegó a los 100 € por el canto de un duro. Me parece una pasadilla porque no es para salir dando volatines.

Esta entrada fue publicada en MIS VIAJES. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a 2013-05-04 (3) MADRID. PAUL KLEE Y POMPEYA.

  1. Eva dijo:

    Que casualidad! Justo en inglés hemos estado hablando de Pompeya!!
    No hables de comida que me dais una envidiiiiaa…menos mal que en breves volvemos para alli y podemos comer como dios manda…

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.