2013-05-31 EL REGRESO

Día de despedida de Uzbekistan.

Poco que contar.

Desayuno en el hotel. Bastante flojo, servicio malillo y limpieza más que cuestionable. Esto último se aplica a todo el hotel. El día de la llegada, que pernoctamos en el mismo hotel, al asomarme por la ventana de la habitación pensé que había una cortina o una mosquitera o algo parecido en ele exterior, porque prácticamente no se veía nada. Luego comentaron (las chicas que si fijan mucho en esas cosas) que no era otra cosa que la porquería acumulada desde los tiempos de Tamerlan, cosa que esta vez pude comprobar de primera mano.

Tampoco los manteles y las moquetas se libraban de una cierta pátina, llámese mugre, que les otorgaban un cierto encanto.

Antes de dirigirnos al aeropuerto vamos a ver el Corán original que no pudimos ver el primer día porque nos habían cerrado._DSC0397 _DSC0398

Es como el libro gordo de Petete, pero en árabe antiguo y escrito sobre piel de ciervo. Se trata de uno de los cuatro originales, uno de los cuales desapreció para siempre, por ahora, y los otros dos están en otros lugares. Si quieres saber dónde, wiki.

De aquí al aeropuerto con tiempo sobrado. No, sobradísimo.

Terminal bastante moderna y limpia. Poca actividad pero lenta. Wifi de libre uso._DSC0404 _DSC0409 _DSC0406 _DSC0410 _DSC0411

Larga espera y tiempo más que sobrado para facturar, pasar control de aduanas, pasar control de pasaportes, pasar control de seguridad y tomar, ¡por fin!, un buen vino blanco en el bar. Claro que esta vez era vino francés._DSC0414

Embarque en hora. Vuelo en hora._DSC0413

Llegada Ginebra con bastante adelanto. Salida de Ginebra en hora, o sea que espera dentro del avión aparcado más larga de lo previsto, y llegada a Madrid en hora.

Excursión por la T4 hasta recuperar maletas y al bus que nos deja en la puerta, casi, del hotel.

Frugal cena en una tasquita próxima al hotel (ABBA Madrid) y a dormir que mañana hay que disfrutar del magnífico desayuno del hotel y coger el bus para Bilbao a las 10 de la mañana.

Esta entrada fue publicada en MIS VIAJES, UZBEKISTAN. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a 2013-05-31 EL REGRESO

  1. Eva dijo:

    jajaja…me ha encantado la mosquitera!!!
    Y al aeropuerto, cuanto de pronto llegasteis? más que cuando vamos a Loui los lunes morning?¿? 😉

    Me gusta

    • JESUS M. dijo:

      En valores absolutos no, pero en valores relativos sí. O sea que si cuando vamos a Loiu los lunes por la mañana, en vez de llegar con la enoooorme antelación que imponen ciertos elementos, llegáramos con la que fuimos nosotros al aeropuerto de Tashkent, haríamos gaupasa y no tendríamos que pegarnos el enorme madrugón que nos pegamos.

      Jesús M.

      Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.