2015-02-17 CASTELLÓN DE LA PLANA

Amanece ligeramente nublado y amenazando, pero poco, lluvia. Es por dar la razón a los pobres meteorólogos que lo tenían pronosticado.

2015-02-17-001

Desayuno en el hotel. Ni bien ni mal. 10 euritos que tampoco es tanto para un desayuno de hotel. ¿Tan difícil es hacer un café, aunque sea de máquina, que no sea super-malo?

Y a por Grecuarenta, o sea el punto donde se juntan Greenwich, el meridiano, y el paralelo 40.

2015-02-17-007

Hay hasta un parque llamado Parque del Meridiano. Pero no lo conoce nadie. Hemos recibido referencias de ilustres geógrafos sobre la posición exacta del susodicho punto y con unos datos y otros nos dirigimos hacia allí.

En cuanto te sales del núcleo urbano la nada. Bueno, la casi nada.

2015-02-17-019

Una basílica de la Madre de Deu de Lledó, bastante, no sé cómo decirlo, del estilo Mediterráneo.

2015-02-17-029

2015-02-17-023

2015-02-17-031

Naranjales abandonados.

2015-02-17-037

2015-02-17-041

Casas montadas de cualquier manera.

Paisaje bastante desolado. ¿Has visto La Isla Mínima? Pues del pelo.

Casi nadie peatonal aunque bastante tráfico de coches. ¿De dó vienen? ¿A dó van? Quí lo sá.

Los pocos lugareños a los que podemos acceder muestran su total ignorancia. Aunque alguno aprovecha para contarnos un chiste de bilbainos.

Finalmente un letrero.

2015-02-17-033

Una caminata.

Ligera lluvia. Sólo para asustar. Y para dar credibilidad a los del gremio.

Un parque dedicado.

2015-02-17-045

Dedicado y abandonado.

Un monolito marcando el lugar.

2015-02-17-053

2015-02-17-055

Sobre su exactitud otros deciden.

Regreso por el mismo camino. Un tentempié en una cafetería atendida por personal disminuido, sita en un parque enorme y medio abandonado.

2015-02-17-073

2015-02-17-081

Un coloso.

2015-02-17-085

2015-02-17-089

Oficina de Información Turística. Primera pregunta sobre el Parque del Meridiano. No lo conoce. Era la becaria y hoy su primer día. Mala pata, hombre.

Curioso híbrido entre trolebús y autobús que aquí llaman tranvía para ir al Grau que es donde dicen que dan los arroces más típicos.

Medio solitario. Entramos en uno, recomendado por el bar de enfrente. Brisamar se llama.

Unas sepietas a la plancha, buenas. Unas almejitas a la sartén muy flojitas y un arroz Puerto de Azahar, a base de arroz, naturalmente, alcachofas, carne de vieira y un carabinero por barba, realmente bueno. Un Albariño, muy rico él,  para trasegar convenientemente, breve paseo por la orilla del mar entre construcciones un tanto desmesuradas y horrendas y al tranvía de vuelta.

2015-02-17-103

2015-02-17-109

2015-02-17-113

2015-02-17-115

2015-02-17-119

Mientras el novelista se ilustra en la biblioteca municipal sobre los cátaros, yo me doy una vuelta para sacar alguna foto.

2015-02-17-141

2015-02-17-143

2015-02-17-157

2015-02-17-137

2015-02-17-163

2015-02-17-169

2015-02-17-181

2015-02-17-199

2015-02-17-201

Un rato de descanso en el hotel (Intur Castellón, por si no lo había dicho, bastante decente) y a tomar una caña en el Casino y una ración de jamón y queso para repartir en la tasca llamada La Sacristía, muy cerca del hotel y a dormir.

Mañana carretera y manta porque esto no da para más.

Esta entrada fue publicada en MIS VIAJES. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a 2015-02-17 CASTELLÓN DE LA PLANA

  1. Eva dijo:

    Creo que hay que hacer caso y para el próximo libro elegir un destino más exótico… 😉

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.