2015-02-18 CASTELLÓN (EL REGRESO)

Finalmente decidimos retirarnos de esta “maravillosa” ciudad a la que no hemos podido coger el punto. Si es que lo tiene.

Tras el desayuno, coche y hacia Tirig, donde se encuentra una de las zonas más importantes de arte prehistórico levantino y que posee un museo dedicado a ello, el Museo de la Valltorta.

El paisaje durante el trayecto es muy atractivo. Y más en esta época en que los almendros están en plena floración y es un cultivo muy extendido por estos pagos.

2015-02-18-(1)-TIRIG-002

El museo se encuentra junto al barranco de la Valltorta, paraje de gran belleza natural y donde nuestros (o sus) antepasados se dedicaron, entre otras labores, a pintarrajear las paredes de forma que a lo largo y ancho del barranco se encuentran cientos de abrigos conocidos que presentan pinturas rupestres.

2015-02-18-(1)-TIRIG-010

2015-02-18-(1)-TIRIG-042

El museo es pequeñito, pero muy denso y muy bien montado. Multitud de datos, reproducciones de gran calidad y, no muchas, muestras y restos.

2015-02-18-(1)-TIRIG-008

(La reproducción es la del de los cuernos visibles. El otro espécimen es totalmente natural.)

Desde el propio museo se organizan visitas guiadas a algunos de los más interesantes y accesibles abrigos con pinturas, como es el caso de la llamada Cova dels Cavalls, a la que nos apuntamos.

2015-02-18-(1)-TIRIG-011

Lo primero que sorprende es la posición en que se encuentran, a gran altura sobre el fondo del barranco. Naturalmente el fondo no está hoy donde estaría cuando se hicieron las pinturas.

2015-02-18-(1)-TIRIG-013

2015-02-18-(1)-TIRIG-023

2015-02-18-(1)-TIRIG-019

El guía, un tipo bastante peculiar en varios aspectos, resuelve su labor con gran eficacia y didactismo.

2015-02-18-(1)-TIRIG-026

2015-02-18-(1)-TIRIG-034

2015-02-18-(1)-TIRIG-030

2015-02-18-(1)-TIRIG-027

El día además es espléndido, lo que ayuda al éxito de la visita.

El estado de las pinturas hace que no sea fácil verlas al natural, pero para eso está la reproducción a tamaño natural del museo.

2015-02-18-(1)-TIRIG-047

Un solo, pero gordo, fallo que hicimos ver tanto a la señorita encargada del museo, como al guía que nos lo enseñó (en realidad se lo enseñaba a un grupo de gente que llegó un poco después y que iban comandados por la Directora General del Patrimonio Cultural de la Generalidad Valenciana, o algo así), como al guía que nos enseñó las pinturas, como, aprovechando su presencia, a la susodicha Directora. ¡¡¡No disponen ni de una triste máquina de café!!!

Parece que están en ello…

Como se hace casi la hora de comer, decidimos hacerlo por algún lugar del camino que nos parezca oportuno, cosa que finalmente hacemos en Forcall, camino de Mirambel, pueblo que no nos pilla de paso, pero que parece que goza de cierta fama como villa medieval.

2015-02-18-(2)-FORCALL-002

2015-02-18-(2)-FORCALL-001

En Forcall hay un hotel-restaurante que según las reseñas que aparecen en Google debe merecer mucho la pena desde un punto de vista gastronómico.

Naturalmente, cerrado. Aunque el edificio es una pasada.

2015-02-18-(2)-FORCALL-009

2015-02-18-(2)-FORCALL-005

Llegamos a Mirambel, parece casi abandonado dada la actividad que se ve por sus calles.

2015-02-18-(3)-MIRAMBEL-003

2015-02-18-(3)-MIRAMBEL-002

2015-02-18-(3)-MIRAMBEL-014

2015-02-18-(3)-MIRAMBEL-018

2015-02-18-(3)-MIRAMBEL-023

Casas de calidad y todo muy cuidado. Al paso vemos una casa rural-bar abierto donde nos tomaremos un café a la vuelta.

¡Oh, traición! A la vuelta ya está cerrado.

Coche y para casa tras dilucidar si hacer todo el retorno o dormir por el camino.

Una parada técnica en el primer bar que encontramos (y ya nos costó) a pie de carretera.

2015-02-18-(3)-MIRAMBEL-024

Segunda y última parada en el área de servicio de Altube, donde degustamos a medias un plato combinado que incorporaba dos huevos fritos, de magnífico sabor por cierto, y que además nos permite liquidar el fondo, eso sí, con una generosa propina a la camarera que nos atiende, y para las 11 de la noche aproximadamente, en casa.

Esta entrada fue publicada en MIS VIAJES. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a 2015-02-18 CASTELLÓN (EL REGRESO)

  1. Eva dijo:

    Muy bonitas las fotos. Desde luego…una maquina de café no es tan importante…como sois los cafeteros……

    Me gusta

  2. maria baena dijo:

    PRECIOSAS FOTOS
    ME ENCANTAN LA DE LOS ALMENDROS

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.