2015-04-18 SALINAS DE PISUERGA

Tras el viaje al fin del meridiano, casi sin solución de continuidad comienzo el previsto desde la cena en el txoko de Arrigorriaga de Josu Urquiza a Salinas de Pisuerga, donde el Sr. José Antonio Axpe, ilustre jubilado de GHI Hornos Industriales, S. L. (en adelante “Guinea” si es que vuelve a salir), dispone de una bella mansión y cuyo objetivo, además de una sana juerguecilla, es conocer la susodicha.

Salimos en tres coches,el de nuestra zona conducido por Diego Angulo, a la sazón Jefe de Proyectos de Guinea, y donde nos alojamos por orden cronológico, yo, Fernando Lartategui, el de las perras de guinea, con quien siempre conviene a estar a bien, por lo que pueda suceder y, recogido en Portugalete, donde vive, Ricardo Herrán, joven (ya no tanto) ingeniero de Proyectos de Guinea.

En los otros dos coches, se alojan: en el de la zona Bilbao, Luis Armentia que pone coche y conduce, ilustre jubilado, antes Jefe de anteproyectos, de Guinea, José Antonio Axpe, ya citado y José Domingo berasategui, cuyo cargo a día de hoy no sé muy bien cuál es, pero que en su momento fue mi sucesor cuando me jubilé y que ahora es un poco el el que lleva a sus espaldas las máximas responsabilidades de Guinea, una especie de director general, o algo así. El tercero recoge a los de la zona de Arrogorriaga – Basauri, propiedad y conducido por Josu Urquiza, principal liante de juergas y saraos, ingeniero de Proyectos, Ana Isabel Portilla, joven y de gran valía ingeniera, sucesora de Luis Armentia antes citado y Honorio Merino, jefe de Montajes que como su nombre indica, abulta por dos y se le oye como por tres. Un tío estupendo.

La organización corre a cargo del anfitrión, a quien hay que dar un 10 en esta labor y la parte de intendencia, a cargo de Josu Urquiza, una especie de Lucio en cuanto a manejo de productos comestibles y bebestibles.

Con todo ello, llegamos sobre las 12 del medidía al hotel expresamente abierto en Salinas de Pisuerga para el grupo, llamado “El Molino” y que lo fue en su día, hoy totalmente reconstruido y que sólo mantiene el canal y algunas piedras de la antigua edificación, pero que está francamente bien.

2015-04-18 001

2015-04-18 002

2015-04-18 004

2015-04-18 005

2015-04-18 006

2015-04-18 007

Tras el acomodo, y una rápida visita a la casa en cuestión, nos dirigimos al Parador de Cer-

2015-04-18 003

vera de Pisuerga donde tenemos concertada la comida, opípara por cierto, y donde antes procedemos a admirar las vistas desde la su terraza.

2015-04-18 008

2015-04-18 009

2015-04-18 010

2015-04-18 011

Tras la comida, con todos sus correspondientes aditamentos, y buen rato de charleta donde no faltan los correspondientes recuerdos, anécdotas y chascarrillos relacionados con la vida laboral, nos dirigimos a un lugar cercano, ligeramente elevado, desde hay buenas vistas del pueblo y sus alrededores, además de alguna ermita, iglesia y torre medieval y donde tenemos un rato de charleta con un lugareño, que se inició en el arte de cúchares, haciendo de maletilla , entre otros, junto a Paquirri, y a causa de lo cual abandonó esa vida, ya que consideró que con un tío que lo hacía tan bien y tenía tantas cualidades, era imposible competir.

2015-04-18 012

2015-04-18 013

2015-04-18 014

2015-04-18 015

2015-04-18 016

2015-04-18 017

2015-04-18 019

2015-04-18 018

2015-04-18 020

2015-04-18 021

2015-04-18 022

2015-04-18 023

Regreso a Salinas y paseo hasta el borde del embalse y luego por la orilla del río, para hacer un poco de tiempo para la cena, mientras la lluvia amenaza, sin llegar a caer, al menos de forma violenta.

2015-04-18 024

2015-04-18 025

2015-04-18 026

2015-04-18 027

2015-04-18 028

2015-04-18 029

2015-04-18 030

2015-04-18 031

2015-04-18 032

2015-04-18 033

2015-04-18 034

2015-04-18 035

2015-04-18 036

2015-04-18 037

2015-04-18 038

Recogidos en el “modesto” hogar segundo de José Antonio, decidimos cenar después del partido, para lo cual hay que empezar por resintonizar la TV, cosa que dada la gran afluencia de técnicos de gran categoría, se consigue a duras penas, pero finalmente se consigue.

El partido, resulta un peñazo y el único aliciente consiste en ver cuántos goles le caen aun flojo Getafe y que al final son 4.

Con la satisfacción del éxito alcanzado y tras haber dado cuenta de los langostinos preparados para el evento, durante el descanso y parte del segundo tiempo, se pasa a la cena propiamente dicha, que consiste en ingentes cantidades de jamón, lomo, micuit, tortilla de patatas (muy floja, por cierto, de una cocinera local), queso…, de todo lo cual, sobran grandes cantidades, dado el ritmo que llevamos hasta ese momento y el tamaño de la comida. Y la edad de los presentes. Y la hora.

Acabada la cena y los correspondientes yintonis, al hotel a dormir.

Esta entrada fue publicada en MIS VIAJES. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a 2015-04-18 SALINAS DE PISUERGA

  1. Eva dijo:

    Pues menuda envidia de menú… Ya me hubiese pasado yo por ahí a por alguna sobra… 😉 Muy bonito paisaje

    Me gusta

  2. Elena dijo:

    Jo, qué bien os lo montáis,….

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.