2015-10-17 A PAHRUM

Hoy, como toca viaje largo hasta Pahrum, cerca de Las Vegas y próximo al Death Valley, tras haber decidido ayer cual de las posibles rutas vamos a hacer, madrugamos con el objetivo de poder disfrutar una buen rato del Valle que atravesaremos en nuestro viaje.

Pero el hombre propone y…

En primer lugar, a poco de salir (menos mal que ha sido a poco de) alguien (se dice el pecado pero no el pecador) se da cuenta de que se ha dejado en el hotel el collar, la sortija, y otros varios objetos suntuarios, lo que aconseja girar 180º y regresar al hotel para recuperar dichos objetos. Eran a la sazón sobre las 6:30 a.m. hora de California.

Recuperados dichos objetos se reanuda o mejor, se reinicia la marcha, lo que nos permite avistar a dos magníficos ejemplares de oso cruzando la carretera. No juntos, sino unos y al de pocos cientos de metros, el otro. Como peluches. Muy majos aunque la vista es un poco rápida y todavía la luz es escasa. Como no hay foto, pongo la que se me olvidó ayer, que no tiene mucho que ver, pero es salada.

_DSC3063

A partir de este momento el viaje no tienen mayores novedades.

Desayuno por el camino, tras algún infructuoso intento, en Delano, varias millas (muchas, aunque todo es relativo, como se podrá apreciar) después de sobrepasar Bakersfield, en un lugar llamado Perko’s, bastante bien y barato y un lugar con cierto sabor.

_DSC3071 _DSC3072 _DSC3074 _DSC3075

A partir de aquí basta con tomar la 58 Este y todo lo demás será coser y cantar.

Claro que no siempre las cosas son como se pensaba.

Pocas millas después de tomar la 58 Este, salimos para echar un poco de gasofa y unos 50 metros después de volver a entrar nos encontramos con la desagradable sorpresa de una gran cola.

Tras un largo rato con avances intermitentes de unas pocas yardas, o sea, menos que unos pocos metros, podemos observar la causa del follón.

_DSC3077

Y menos mal que hay una salida prácticamente allí mismo. La cola en la salida es porque al final están los rangers o sherifes o la madre que los trajo que muy amablemente se disculpan por las molestias y educadamente preguntan por tu esperado destino para orientarte sobre las alternativas, que en este caso es la I-5, para lo que, en primer lugar, hay que desandar lo andado. Y, naturalmente, al de pocos minutos nos entra la duda de si la I-5 era en inglés (jodía manía de llamar “i” a la “e”) o era en cristiano y se refería a l Interstate 5. En todo caso, como no teníamos ni pajolera idea de cómo llegar a tal sitio, decidimos parar de nuevo en la gasolinera de hace un rato, que a la vez es supermercado, estanco, etc, etc, para comprar un mapa y con ello poder orientarnos ya que nuestro gps (fallo propio) funciona como funciona, y (sin conexión a internet) decirle que vaya de Algorta a Bilbao pasando por Burgos y La Coruña, no resulta nada fácil.

_DSC3078

Pero,¡oh, cielos!, resulta que no hay un p… mapa porque el día anterior se han vendido todos. También nos informamos de que el problema es que con las lluvias de ayer, la autopista, la 58 de las narices, se ha descangallado totalmente.

Y aquí hay una autopista, muy chulita ella, mientras funciona, pero cuando se va al garete, la carretera más próxima para llegar al mismo sitio, está cerca de Los Angeles, o sea, como lo anteriormente dicho de Burgos y La Coruña, pero en americano, o sea, a lo grande. O sea, miles de millas. Encima millas, que si fueran km…

Resumiendo, que tras varios intentos de encontrar un mapa, finalmente en una tienda cutre encontramos el deseado mapa y el malencarado fulano de la tienducha, tras una larga espera, nos indica, con gran ambilidad, cual debe ser nuestra ruta.

Y a partir de aquí, casi ningún problema.

Tomamos la E-5, hacemos los transbordos de autopistas correspondientes, atravesamos el desierto de Mojave que es como Los Monegros pero en americano, o sea, a lo bestia, disfrutamos de maravillosos paisajes y cambiantes condiciones de luz y sonido (la radio del coche) y comemos en un Subway en pleno desierto.

_DSC3080 _DSC3082 _DSC3084

Y por fin, varias horas más tarde de lo previsto, llegamos a lo que es el Parque del Death Valley y al propio valle, que nos recibe, a parte de con su grandiosidad y esas cosas, con unas setas que para mí, que no tengo ni idea, no son otra cosa que amanitas phalloides, o sea, que solo le falta, al valle, el símbolo de la calavera y las dos tibias cruzadas.

_DSF0273 _DSF0278 _DSF0279 _DSF0282 _DSF0283 _DSF0284 _DSF0288 _DSF0290 _DSF0291

Y ya puestos a hacer el indio (el lugar no es inapropiado), al llegar a la entrada oficial, la caseta cerrada (el ranger encargado no está para pasar calor tantas horas al día) y una maquinita donde por la módica cantidad de 20 $ te dan un ticket que te permite (igual que si no lo sacas, que es lo que hace el resto del mundo mundial), recorrer el parque de arriba abajo y de derecha a izquierda durante siete días. Pero la honradez es la honradez y si se entera Obama, seguro que nos hace turistas de honor o algo.

_DSF0295 _DSF0296 _DSF0298 _DSF0299 _DSF0300 _DSF0304 _DSF0305 _DSF0308 _DSF0309 _DSF0311 _DSF0313

Bueno, a pocos metros de este evento, las dunas, con el sol un poco demasiado bajo ya, pero muy recomendable.

_DSF0317 _DSF0315 _DSF0318 _DSF0320 _DSF0325 _DSF0326 _DSF0328

Y como ya anochece y aún falta para llegar a Pahrum, al coche, gps para estar seguros (¡ay!) y con el día vencido hacia nuestro destino.

_DSF0332

La llegada a Pahrum, aún nos depara nuevas sorpresas. Nuestro gps nos lleva a sitios inhóspitos, probablemente porque le hemos dado no muy correctamente los datos y tras recorrer los más sombríos y desolados arrabales de Pahrum, finalmente y casi de milagro, llegamos al núcleo urbano de Pahrum, que para nuestra sorpresa, esperábamos un pueblo de mala muerte, resulta ser una especie de Las Vegas en pequeño y en modesto.

Tras preguntar a unos locales por el hotel (la señora, muy amable ella, tras darse cuenta que no somos de aquí, para ayudar, nos indica que a la “sinistra”, señalando la “distra”) llegamos, sin incidentes dignos de mentar, al Best Western Oasis, donde tras dedicar las últimas horas del día a tratar de que el kkteléfono de Mari Luz consiga conectarse a internet (sin conseguirlo) y casi conseguir que cierren las cocinas, podemos finalmente disfrutar de una merecida y fresca y hermosa cerveza y una exquisita hamburguesa y… FIN por hoy.

Esta entrada fue publicada en MIS VIAJES, USA 2015. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a 2015-10-17 A PAHRUM

  1. Julia dijo:

    ¡¡¡Que envidia me estais dando!!! Las fotos son preciosas. Disfrutad

    Me gusta

  2. Eva dijo:

    Jajjajaja….menudo día más accidentado!! Por lo menos visteis osos!!

    Me gusta

  3. Elena dijo:

    Y tanto, vaya aventura!!!

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.