2016-03-22 MADRID

¡Ay, la vejez! Tras 12 horas de patear los Madriles y montón de sus exposiciones y museos, con breves interrupciones de la posición erecta por viajes en metro, un café, comida y una caña y con el agravante de haber llevado los zapatroncos de agua y el chambergo o como se llame de idem, que pesa como un muerto y más a medida que se le van llenando los bolsillos de papeles, llego al hotel hecho una especie de guiñapo con los pies al pil pil.

Y todo por hacer caso a los insustanciales de la previsión del tiempo que anunciaban fuertes aguaceros hacia mediodía.

En otros tiempos hubiera hecho lo normal. Tras asomarme a la ventana y comprobar que estaba un día francamente agradable y soleado, hubiera tomado partido por unas cómodas playeras y una chaquetilla ligera pero abrigada. Y hubiera acertado, ¡rediez!

Bueno, a lo hecho pecho. Que no tiene remedio.

Tranquilo desayuno y me asomo al museo del Prado que tiene una pequeña, pero apreciable, cola. Como es pronto y falta casi media hora para la apertura, pienso astutamente que una vez abiertas las taquillas, la cola se disolverá como azucarillo en vaso de leche caliente. Y me doy un voltio por los alrededores del museo y visito la iglesia de los Jerónimos (San Jerónimo el Real) por dentro, cosa que no recuerdo haber hecho antes.

2016-03-22-001

2016-03-22-002

2016-03-22-003

2016-03-22-004

Mucho menos interesante que el exterior aunque tiene en sus capillas algunas pinturas interesantes.

Con esto ya se ha hecho tiempo suficiente para acudir ala taquilla sin ningún problema. Pero héteme aquí, oh paradojas de la museística, que la cola es ya enorme y creciendo por  momentos.

En vista del éxito, me voy al Thyssen que tampoco está manco, pero es más accesible.

Una exposición de entrada libre de fotografías relacionadas con uno de los pintores de los cuales hay una exposición. Bien, sin más. De este es lo de la fotografía. Sobre los lugares por donde veraneaba y pintaba.

Exposición de dos pintores americanos, padre e hijo, llamados Andrew (padre) y Jamie (hijo) Wyeth. Hay cosas y cosas. Más clásico el padre, en general, y más yo qué se, el hijo.

Después, los Realistas de Madrid, que nada tiene que ver con los seguidores del equipo blanco.

Un tipo de pintura que a mi no me dice nada y que va de hiperrealismo hasta una cosa que llaman realismo pero más por el autor que por la propia obra.

Café a 2,40 € y una vuelta, pensada como rápida pero que se convierte en bastante extensa a la estupenda colección permanente. Y además se pueden sacar fotos.

2016-03-22-005

2016-03-22-006

2016-03-22-007

Acabada la visita, es casi hora de comer y al metro para acercarme a la Fundación March.

2016-03-22-008

Me tomo (castigado contra la pared por ir solo) un menú, bastante abundante, y justito de bueno, que consiste en primer plato a elegir entre cuatro (yo garbanzos con callos), un segundo a elegir entre tres o cuatro (yo roti de cerdo con salsa de setas), postre a elegir entre un montón (yo fresas con nata), bebida (yo caña), todo ello por 9,90 €.

Y como estoy ahí, me veo la exposición: LO NUNCA VISTO, (es el título). De la pintura informalista al fotolibro de postguerra (1945-1965), (es el subtítulo).

Pintura “informalista”, o sea más bien abstracta a lo bestia y en muchos casos ni siquiera pintura. Y de la fotografía, pues parecido. Mucho texto para relacionar estas cosas con la recién acabada guerra mundial, pero no se lo dedico.

Al metro de nuevo hasta Plaza de Castilla para ver en la sala Canal una estupenda exposición:

2016-03-22-009

chagall divino y humano. Se trata de un importante número de trabajos sobre papel, litografías, la mayoría, xilografías y aguafuertes, del genial pintor. Choca un poco el blanco y negro en estos trabajos (la gran mayoría lo son) cuando estamos quizás mucho más habituados a sus pinturas llenas de colorido. Pero una gran exposición en cualquier caso.

2016-03-22-010

2016-03-22-011

2016-03-22-012

2016-03-22-013

2016-03-22-014

Al ladito está la de CLEOPATRA Y LA FASCINACIÓN DE EGIPTO, pero resulta que hoy debe ser el día mundial del agua o algo parecido y con tan fausto motivo la entrada era gratuita. Y, claro, todos los niños de vacaciones, pues todos a ver a Cleopatra (¡qué coño les importará!) y las entradas se han acabado.

2016-03-22-015

2016-03-22-016

Plan “B”, en metro (y un rato a patita) al Centro Cultural Conde Duque, un desconocido para mí hasta hoy.

2016-03-22-017

Se trata de un lugar enoooorme que contiene bibliotecas, salas de exposiciones, salas de conciertos y teatro, un museo de arte contemporáneo (muy modestito él), archivos históricos y cosas de esas. Ah, y enormes patios. Y sensación de poco uso. Quizás por las fechas. O porque estaba todo el mundo repartido entre la ola del Prado, el Thyssen y Cleopatra. Porque en Chagall, entrada gratis siempre, estábamos tres o cuatro.

2016-03-22-018

2016-03-22-019

Bueno, al grano. Una exposición de fotografía de seis fotógrafas españolas y seis iraníes, titulada MIRADAS PARALELAS: Irán-España: Fotógrafas en el Espejo, con 5 ó 6 fotografías de cada una de ellas, emparejadas por parejas de fotógrafas, y valga la redundancia, por tratar temas más o menos comunes y de forma similar. Algunos, porque otros están traídos por los pelos.

2016-03-22-020

Otra exposición de fotografía de Joan Fontcuberta sobre Asturias, titulada ARSTUSIA – Miradas de Asturias, en la que el reconocidísimo fotógrafo catalán ha elegido para este encargo de la Fundación María Cristina Masaveu Peterson para la creación, desde el mecenazgo, de un fondo de obra inédita inspirada en Asturias y sus gentes, imágenes más bien subterráneas (alcantarillas, minas, etc) y se presenta en fotografías en color de gran tamaño, retroiluminadas en una sala totalmente oscura y forrada de cortinones negros. Oyes, que da un poco de cosa que se te aparezca el destripaterrones o alguien.

2016-03-22-021

2016-03-22-022

Y una exposición de carteles y recortes de prensa y fotografías sobre las sufragistas y el voto femenino, titulada Ellas, las sufragistas.

2016-03-22-023

2016-03-22-024

Aprovechando la estancia una visita al museo permanente, en un piso, dedicado a Ramón Gómez de la Serna, con su despacho reinstalado y dibujos y comentarios suyos.

2016-03-22-025

2016-03-22-026

En el otro piso arte contemporáneo. ¡Qué te voy a contar! Muy poquita cosa los dos.

2016-03-22-027

2016-03-22-028

2016-03-22-029

Decido regresar poco a poco, y me pongo en camino sin tener ni idea de dónde estoy ni hacia dónde voy.

2016-03-22-030

Paso por zonas bastante degradadas y casualmente caigo en la puerta del mercado de San Ildefonso, uno más como el de San Miguel y otros.

2016-03-22-031

2016-03-22-032

2016-03-22-033

2016-03-22-034

2016-03-22-035

2016-03-22-036

Una caña y un pincho de tortilla que tenía muy buena pinta, pero solo eso y vuelta a caminar en busca de una tasca que según el corresponsal de Onda Cero en Nueva York tiene la mejor tortilla de Madrid.

Lo encuentro rápidamente, pero no se puede ni entrar. Está petado de gente comiendo tortilla. Habrá que probar otro día. Es la Bodega de la Ardosa, en la calle Colón, 20.

En vista del éxito pregunto a un guardia por dónde cae el Retiro, si izquierda, derecha, adelante o atrás y una vez orientado me pongo en marcha, encontrando de camino el mercado de San Antón, pero sólo me asomo y sigo camino hasta llegar al hotel y poder quitarme los zapatos.

2016-03-22-037

2016-03-22-038

2016-03-22-039

Dos fallos gordos del hotel: el lavabo es de diseño (supongo) porque no caben bien las manos entre el grifo y el fondo ni entre el grifo y la pared del lavabo. Y otro, que no tiene bañera, sólo ducha, y con los pies como los traigo, mi reino por una palangana para macerarlos en agüita templada. Y un baño completo en una bañera de tamaño natural…

P.D. Al escribir esto me acabo de acordar de que por aquí cerca hay unos baños árabes que funcionan. No hubiera estado nada mal.

P.D.2. Me acabo de enterar de las salvajadas de Bruselas. Esto no tiene remedio. Desgraciadamente.

Esta entrada fue publicada en MIS VIAJES. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a 2016-03-22 MADRID

  1. JESUS M. dijo:

    Creo que me he olvidado decir dos cosas importantes:

    En relación con el lavabo del hotel, decir que el fondo es completamente plano. Te imaginas lo que puede pasar, ¿no?

    La otra cosa que creo que se me ha olvidado (y ahora no voy a leer otra vez semejante rollo) es decir que no ha caído una sola gota sobre Madrid en todo el día.
    Bueno cuando iba a entrar en Canal a ver Chagall y seguro que como homenaje al lugar y al día (mundial del agua) han caído una o ninguna gota. Es justo decirlo en honor de los meteorológos. Si hubieran llegado a dos, podríamos decir que han acertado. Pero no.

    Me gusta

  2. Elena dijo:

    Pues ya te ha dado de sí el día!!! Muy completito.
    A cuidar esos pies.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.