2016-11-20 “SULLY”

Dirigida por Clint Eastwood, y basándose en la conocida historia del vuelo UA1549 que el 15 de enero de 2009, a causa de el impacto con una bandada de aves, y del consiguiente fallo de ambos motores del avión, obligó a su comandante Sullenberger (Sully) a tomar la decisión de depositar la aeronave en el río Hudson, consiguiendo con su arriesgada maniobra que no se perdiera ninguna vida en lo que pudo ser una gran catástrofe aérea.

La película se centra en la investigación que la NTSB (National Transportation Safety Board) realizó sobre el incidente.

Se presenta a los personajes de de NTSB como los fiscales malos-malísimos cuyo único interés es cargarse al comandante demostrando (en contra de la opinión del propio comandante, de su copiloto y del testimonio unánime de todos la tripulación y pasajeros, quienes, dado el resultado final, le consideran el héroe que les salvó de una muerte cierta) que cometió un grave error al elegir el río Hudson, cuando era evidente, según todas las simulaciones, (con cierta trampa que en un momento de la vista es desvelado por el propio Sully), pudiendo haber aterrizado en varios de los aeropuertos de los alrededores de NY.

Pero los “malos” son rápidamente convencidos por el chico bueno y se produce el segundo final feliz de la historia, que durante algún tiempo había creado en el comandante Sullenberger una situación personal totalmente injusta, pudiendo haber convertido un acto de gran profesionalidad con resultado óptimo en un acto temerario que sólo por casualidad terminó relativamente bien y que hubiera llevado la carrera profesional del comandante a un final lamentable con una jubilación anticipada y sin ninguna compensación económica ni pensión.

Pero a pesar de ello, la película está bien llevada, se ve con agrado y aunque se conoce el final, mantiene un cierto interés en todo momento.

Al final, unas imágenes de los protagonistas reales reunidos en algún lugar donde se encuentra el avión y unas palabras del comandante y de su esposa durante los créditos finales.

Emotivo y tal.

Y la interpretación de Tom Hanks, a pesar de la pereza que personalmente me da, muy en su punto.

En resumen, que merece la pena.

Esta entrada fue publicada en DE CINE, Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.