2017-10-18 a 20 VIAJE A LEÓN

2107-10-18

Este viaje, propuesto hace poco durante una feliz sobremesa y planificado en sus más importantes detalles por José Antonio (uno de los comensales y no participante directo en el evento, aunque figura imprescindible en la planificación, organización, ejecución y apoyo logístico) da comienzo en la estación de La Concordia donde los tres aventureros (José Félix, Agustín y yo mismo) tomamos el tren de FEVE que cubre (es un decir) la línea Bilbao – León y cuya salida, programada a las 14:30 se cumple con exactitud alemana.

En los minutos previos a la salida, el maquinista ha recorrido el interior del tren, de proa a popa y viceversa, unas 14 veces, cosa que nos tiene un tanto desconcertados. El convoy consta de dos unidades por lo que el hecho en sí no representa un gran esfuerzo para el interesado.

Finalmente y a la hora prevista, el tren se pone en marcha, realizando su primera parada a los pocos metros (no creo que llegue a 1 km), en la estación de Ametzola de donde tiene prevista su salida a las 14:33.

Nuevos paseos del maquinista. Y del revisor. Y de otro fulano que no se sabe quién es. Y móvil en mano. Y en uno de los paseos se le oye decir “…pues fuera no huele…” Luces que se pagan. Ruido de motores que cesa. Luces que se encienden. Más paseos… Finalmente nos anuncias que mejor bajarnos, que el tren se ha quedado clavado y ni para atrás ni para alante, y cambiar de andén que nos recogerá otro convoy que viene ya de Bilbao. El ya ese son unos cuantos minutos, pero finalmente, y tras advertirnos de que ese tren (que no es otro que el cercanías correspondiente) sólo nos llevará a Balmaseda porque es eléctrico y a partir de Balmaseda no hay catenaria, y que allí tendremos que cambiarnos a otro tren que nos estará esperando.

Y tal como estaba previsto, llegamos a Balmaseda sin más novedad que los 36 minutos de retraso y finalmente salimos en el nuevo tren con unos 45 minutos de retraso.

El resto del viaje no presenta más novedad que la correspondiente agitación (eso no es novedad) y el aviso de que en Mataporquera deberemos cambiar de nuevo de tren, porque el que viene de León, parece que no está en muy buenas condiciones y no se encuentra con ánimos de seguir hacia Bilbao, así que el que traemos se volverá a Bilbao con los pasajeros que viene de León y nosotros cogeremos el que viene de León y que se volverá hacia la capital leonesa. El trueque se realiza sin problemas, aunque no evita que mantengamos la mosca tras la oreja por ser ya el cuarto tren que tenemos que probar y se nos ha advertido de que no está demasiado católico.

El posible problema no se manifiesta, al menos para el público en general y finalmente llegamos a nuestro primer destino, Salinas de Pisuerga, con un retraso algo menor del que teníamos en Balmaseda, donde ya nos espera el bueno de José Antonio con su flamante Mercedes.

Una rápida visita guiada a la saliniana mansión del susodicho, y breve pero interesante visita panorámica del entorno cercano (Villanueva de la Torre) y un par de potes en Cervera y al Parador donde tras la cena formalidad absoluta y a dormir.

Indicar que tras el último pote en Cervera, uno de los expedicionarios detecta una cierta ausencia de la cartera donde llevaba toooooodo, o sea documentación, dinero, tarjetas, etc.

Ni que decir que el hecho condiciona en cierta manera el normal desenvolvimiento de los acontecimientos. Especialmente para el interesado. Interesado sobre todo en que apareciera. Anulación de tarjetas, llamadas a los bares recorridos, llamadas a FEVE, llamadas a todas partes, pero la cartera no aparece. A todas partes menos a su casa, que es donde, se le advierte reiteradamente, llamarán si alguien la encuentra y no es un quinqui.

2017-10-19

Espléndido amanecer y espléndidas vistas desde la habitación del Parador de Cervera.

Desayuno y hacia la primera visita prevista, con parada previa en el cuartel de la Guardia Civil de Cervera para dar el parte correspondiente a la pérdida de la cartera.

Tras una larga espera en la mínima sala de ídem del cuartel que es aprovechada para nuevas llamadas, infructuosas, para tratar de localizar la dichosa cartera, nos recibe el guardia que toma buena nota de la denuncia. Entre descripciones de contenido, el guardia,sin venir a cuento y como para indicar, “que la poli no es tonta”, comenta: “… ayer estuvieron tomando queso picón en La Cascadita…” ¡¡¡Estamos ya fichados!!!

Imprimir y firmar y sellar cuatro copias de la denuncia y otras cuatro de los derechos del perjudicado (todo ello muy amablemente atendidos, todo hay que decirlo) y hacia el convento de San Andrés de Arroyo, a donde llegamos tarde para la visita guiada (no se puede visitar por libre), de forma que sólo podemos visitar su iglesia, que esa parece que sí es de libre acceso.

La segunda actividad prevista es un recorrido en barco, barcaza o como se llame por el canal de Castilla en el famoso buque Marqués de la Ensenada.

El recorrido dura como una hora y tiene la gracia, aparte de contarte un poco la historia y características técnicas del canal y del entorno con sus otoñales colores, el paso de una esclusa que salva un desnivel de más de 4 m.

Con todo ello, se abre el apetito y llega la hora de comer, cosa que hacemos, tras tomar un ligero aperitivo en sus jardines en el restaurante “El Convento de Mave” sito en el pueblo del mismo nombre, o sea en Mave.

Tras la comida un café y un rato de charla en el agradable ambiente de la biblioteca del establecimiento.

Y tras el merecido descanso, a Palencia donde tomaremos (los tres expedicionarios intrépidos) el Alvia hacia León y donde aprovechamos el poco rato que tenemos para visitar la catedral de Palencia que no está nada mal, además de estar invadida, en su exterior, claro, de cigüeñas.

Una vez llegados a León (una cierta diferencia entre el Alvia de alta velocidad y el FEVE) y alojados en el Hotel Real Colegiata San Isidoro, que aprovecha una parte del complejo de la Real Colegiata, un paseo para ver con la iluminación nocturna la iglesia de la colegiata y la Catedral.

Un paseo hasta el Barrio Húmedo, donde tomamos un par de potes y a dormir.

A modo de ejemplo: un vaso (generoso) de un Ribera cuesta 2,10 € e incluye una tapa consistente en media rebanada de pan de hogaza que da soporte a una loncha de jamón serrano, dos rodajas de chorizo, otras dos de salchichón, cortadas a cuchillo y de un cierto espesor, y una cuña de queso. Total que con dos potes (la otra fue menos generosa) has cenado.

2017-10-20

Desayuno en el hotel que o bien el que reservó no se enteró o bien la casa nos invitó, el hecho es que no lo cobraron sobre el precio de la reserva, y a visitar la catedral que abre a las 9:30, hora a la que estamos ya a la puerta.

La Catedral realmente magnífica e impresionante. La audioguía que se incluye con la entrada, te hace el recorrido más interesante. Aunque conocida, impresiona. Una pasada.

Una pena no poder estar más tiempo para esperar a que el sol, de momento ausente, haga sus juegos con las vidrieras. No obstante es para ver. Y disfrutar. Como aún nos queda un poco de tiempo, visitamos el claustro que es visita aparte y que además de no estar restaurado como la catedral, que está impoluta, da un poco sensación de trastero al haber acumulado allí numerosas piezas de la original fachada de la catedral para su mejor conservación.

A las 11:00 nos encontramos de nuevo en el hotel para asistir a la visita guiada que su personal hace de la parte de la Colegiata que no está incluida en el Museo, que visitamos a continuación y que incluye el Panteón con los famosos frescos y donde no se pueden hacer fotos por razones un tanto estúpidas según el guía.

Y muy importante, indicar que la cartera ya ha aparecido. La encontró personal de limpieza en Salinas y se encuentra en el cuartel de la Guardia Civil de Aguilar de Campóo de donde la recoge José Antonio que al parecer se encontraba por allí por razones propias. A todo esto, y como es lógico y como se le había advertido al interfecto, la Guardia Civil ha llamado a su casa sembrando la alarma al enterarse de que ha aparecido la cartera del pater familias tirada en una carretera de Palencia y no tener la más mínima noticia de la situación. Se supone que por evitar una bronca (por la pérdida) se habrá ganado dos, una por la pérdida y otra por no avisar. Pero así somos…

Y de nuevo a FEVE, cuya estación se encuentra a 5 minutos del hotel, pero donde ya no llegan los trenes. Un autobús sale a la hora de salida y te lleva hasta la estación-apeadero de La Asunción, donde está el tren (el que nos trajo ayer en el último tramo) que una vez recogidos los pasajeros inicia su recorrido.

Dada la hora de salida (las 13:50) además de tomar un algo en la tasca junto a la estación, nos hemos provisto de pan y una botella de Beronia crianza (7,50 € en el bar) para dar buena cuenta del sobre de jamón que el que perdió la cartera había traído. Y que por fortuna para el resto no iba con ella.

En no sé qué sitio hay cambio de maquinista y el nuevo le comenta al anterior: “Qué bien has llegado para ir con un motor solo…” Y el otro responde “No, lo único que uno no pasa de las 1000 revoluciones…”. Aquí queda aclarada la enfermedad del que ayer no se atrevía a seguir hacia Bilbao.

En otra parada entra una chica y otro revisor que se encierran todos en la cabina del maquinista y se lo pasan pipa durante una buena parte del trayecto hasta que llegan a su destino algunos de ellos.

Finalmente y con puntualidad llegamos a Salinas, donde, como ayer, nos espera el Mercedes.

Visita al pantano, que no está, en Salinas.

Y a Aguilar, donde además de dejar una cortina de la saliniana mansión que precisa cierta reforma, tomamos una cerveza para celebrar la aparición de la cartera (con todo, incluida la pastizara).

Y carretera y manta hasta llegar sin novedad cada uno a su casa.

Y fin del interesante e intenso, aunque corto, viaje a León en el tren de La Robla.

Esta entrada fue publicada en MIS VIAJES. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a 2017-10-18 a 20 VIAJE A LEÓN

  1. Elena dijo:

    Y tanto que intenso,…, no os aburrís, je, je.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.