2918-06-18 TORUN – POZNAN

Magnífico desayuno en el hotel. Fruta variada y toda buena y cocinero para huevos.

Visita a la ciudad vieja, empezando por la zona de la muralla próxima al Vístula donde tienen hasta su torre de Pisa. Tanto aquí, como en el resto de la visita veremos multitud de críos. El curso se acab y los profes no les aguantan en clase y los llevan a pasear. Aunque parecen chavales muy educados y formales.

A continuación a la catedral con una decoración interior de un cutre que puede resultar entrañable en algunas ocasiones.

Algunos nos atrevemos a subir al campanario, desde el que se tienen unas estupendas vistas de la ciudad vieja.

Empieza a llover ligeramente y la gente, asustadiza en extremo, cosa de la edad sin duda, se lanzan a comprar plásticos que para cuando termina la compra, la lluvia ya nos ha abandonado.

Un rato de libre disposición que se aprovecha para tomar un refrigerio.

La picota, consistente en un burro, antes de madera, hoy de bronce, con unos pinchos por todo el lomo lo llaman el burro español… Un éxito para niños y grandes.

Continuamos la visita de camino al autobús, pasando por las ruinas del castillo.

Carretera y manta hacia Poznan, con un horario que nos impedirá comer a una hora decente, como everyday, porque no queremos (?) parar por el camino ya que la guía, que quiere dejarnos cuanto antes, dice que por el camino no hay nada de nada.

Y efectivamente a lo largo del camino no hay casi nada más que anuncios de restaurantes, por lo que llegamos a Poznan sin novedad, o sea, novedad hubiera sido comer a una hora decente, dejar maletas y comer en el mismo hotel, donde el chef y sus dos ayudantes han ganado el Bocuse de Oro 2018, cosa que queda en entredicho total al comer la horrenda hamburguesa que nos sirven. Y tras una no corta espera.

Paseo hacia la mejor heladería de Poznan, que no está mal, pero tampoco es para tanto. Y tras saborear los correspondientes helados, paseo por calles totalmente en obras hacia una antigua fábrica de cerveza, hoy reconvertida en centro comercial y cultural. Interesante visita y cervecita para recuperarnos, Y porque en ese luga sería lo que debería tocar.

De aquí a la plaza de la ciudad vieja, pasando por una iglesia, ya cerrada, de los jesuitas, muy barroca y muy jesuítica ella.

La llegada a la plaza es muy impresionante aunque luego las construcciones del centro de la misma, como el ayuntamiento y el mercado y los innumerables chiringuitos y bares con sus sombrillas, impiden ver el conjunto con sus estupendas casas de alrededor.

Finalmente una ligera cena, unos a base de salchicha en un chiringuito y otros a base de pizza en lo que ha sido sabiamente calificado como el bar más cutre de toda la plaza.

Y a dormir y callar.

Esta entrada fue publicada en MIS VIAJES. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a 2918-06-18 TORUN – POZNAN

  1. fisgar dijo:

    Jajajaja…a ver si mañana por fin tenéis suerte con la hora de la comida… Pero qué pasa que a unos bilbaínos les asustan cuatro gotas? 😂

    Me gusta

  2. fisgar dijo:

    Jajajaja…a ver si mañana por fin tenéis suerte con la hora de la comida… Pero qué pasa que a unos bilbaínos les asustan cuatro gotas? 😂

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.