2018-06-24 CRACOVIA (FIN)

Último día en Polonia. La gente va marchando poco a poco. Primero los Sáiz que se desplazan hasta Torre del Mar y salen del hotel a las 9:15. Poco después el grueso de la expedición sale para ver el museo de la fábrica de Oskar Schindler, el de la lista. A continuación yo que me voy a dar una vuelta por las cercanías. Luego será Virginia que tiene como destino inmediato (eso se creía ella) Madrid y que por circunstancias ajenas a su voluntad pasará horas y horas en el aeropuerto de Bruselas, Finalmente, alberto creo que se queda en sus aposentos o en el hall del hotel leyendo “1947: El año en que todo empezó”

El día amenaza lluvia, en vista de lo cual me calzo los zapatos de agua, pero como no amenaza demasiado, no llevo chubasquero ni gorro de agua.

Comienzo mi periplo asomando mis ojos al río Vístula, que nos ha acompañado durante la mayor parte del viaje y que pasa por las inmediaciones del hotel.

Ligera llovizna que me hace pensar en volver al hotel a por ropa de agua, idea que desecho de inmediato y la lluvia, si se le puede llamar así, cesa.

La torre de la iglesia que se divisa desde esta parte del río, así como los puentes que se ven aguas arriba me animan a dirigirme hacia allí, cruzando por el Kladka Ojca Bernatka (pasarela Padre Ojca Bernatka, o sea como Arrupe pero en polaco), puente peatonal lleno de los consabidos candados.

Esta parte de la ciudad, parece más bien residencial y la iglesia de San José, neogótica, sin mayor interés.

Regreso a la otra orilla, esta vez a través del siguiente puente, el Marszałka Józefa Piłsudskiego.

De nuevo en la orilla izquierda del río, me dirijo hacia el barrio judío cuando, de nuevo, hace acto de presencia la lluvia, que en este caso es más seria que en la anterior ocasión y de la que no puedo defenderme más que guareciéndome en la más próxima parada de tranvía.

Tampoco ahora es demasiado seria la cosa, aunque sí intensa, y en unos minutos permite reanudar el paseo, llegando a la basílica del Corpus Christi, ya visitada anteriormente.

Contienuando el paseo, llego hasta la plaza Nowy, también visitada anteriormente y hoy convertida en un abigarrado mercadillo que podría haber hecho las delicias de alguien.

Como tenemos prevista la salida del hotel a las 14:30 y conviene comer antes, quedo con el resto en la calle Szeroka, que más bien parece una plaza y donde, además de varias sinagogas se encuentran numerosos restaurantes en la terraza de uno de los cuales nos sentamos para tomar un aperitivo que se convierte en la comida del día.

(No fue en este).

Un helado de camino al hotel, recuperación de equipajes, autobusillo y al aeropuerto.

Salida con cierto retraso, enlace en Munich sin problemas de tiempo y llegada a Loiu creo que en hora, que nos obsequia con un espectacular atardecer y buena temperatura.

Despedidas, un tanto efusivas, teniendo en cuenta que unos cuantos nos vemos el martes en el txoko y que Pili ha convocado al personal para el jueves potes en Las Arenas.

El coche dispuesto y limpio y reparto de los viajeros a sus respectivos domicilios.

Y fin del viaje.

En resumen, viaje agradable, ciudades interesantes y muy bien cuidadas y limpias, en una grandísima parte nuevas a causa de los destrozos de la guerra, muy bien restauradas, con numerosas zonas verdes, gusto por las flores, transporte público bueno a juzgar por el número y frecuencia de paso de tranvías (no tanto de autobuses), comida buena, abundante, barata (no demasiado) y bien presentada, algunos sitios con exceso de turistas (especialmente Cracovia), hoteles bien en general, aunque algunas pegas se podrían poner, como por ejemplo el tamaño de la habitación del último, la gente con la que hemos tratado (?) tirando a normal y el tiempo bueno, aunque hemos tenido fuertes calores y alfgo de fresco y una poquita lluvia. Y muy buena compañía, por supuesto. Aunque habría que matizar, que hay algunas… Es broma, por supuesto.

Respecto a la organización del viaje, en mi opinión se ha dedicado muy poco tiempo a Varsovia, con un exceso de sitios a visitar para el tiempo dado, o viceversa, o sea, poco tiempo para el número de sitios, los guías bien en general, muy bien el de varsovia en cuanto a explicaciones y rollo, pero, y esto es general, te llefvan a un sitio, sueltan el rollo y salen escopeteados, de forma que no ves nada porque mientras atiendes las explicaciones (craso error, porque a los 5 minuto te has olvidado de todo lo que te han contado, al menos es mi caso) no ves nada y cuando quieres ver tienes que salir escopeteado persiguiendo al guía que ha salido para el siguiente punto.

Y aquí se acaba el rollo, firmado por:

El Autor.

Esta entrada fue publicada en MIS VIAJES. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a 2018-06-24 CRACOVIA (FIN)

  1. fisgar dijo:

    Muy bonito viaje! Bueno, pues tienes excusa para un viaje corto a Varsovia 😉

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.